Control en todo momento

Un buen dominio del cuerpo y su flotabilidad es imprescindible, aunque muchos buceadores no lo tengan muy en cuenta. Ser capaz de mantener una postura adecuada y poder mantener la profundidad deseada en cualquier momento es vital para, una vez más, optimizar la seguridad.
Además, una mala flotabilidad deriva en aleteos sobre la arena (que a su vez derivan en un detrimento de la visibilidad), así como destrucción de fauna y flora en muchos casos.

Con la mejora del control de la flotabilidad se mejora a su vez el consumo de aire que, con una buena posición bajo el agua, mejora enormemente. Se puede además extrapolar a otros campos como la fotografía o el vídeo, el buceo en cuevas y el buceo en pecios. Paradas de seguridad también resultan mucho más cómodas cuando se tiene un control adecuado.

Las ventajas son muchas, es una de esas especialidades a tener muy en cuenta a la hora de progresar en la formación.

Para ver un vídeo con más información acerca de la especialidad, haga clic aquí.

  • Este curso de especialidad cuesta 190€ e incluye dos inmersiones. El curso se puede completar en un día y está abierto a cualquier buceador con certificación Open Water.
Puede reservar el curso mediante un depósito (25% del coste total) y recibirá acceso inmediato al material didáctico online de SSI y una camiseta de Rubicón Diving.